martes, 5 de mayo de 2009

Gran Torino (2008)

No cabe duda de que si alguien sabe cómo hacer buen cine comercial, ese es Clint Eastwood. Desde sus incursiones como clásico actor de Spaghetti Westerns, hasta su tremendo éxito actual como director, el hombre representa todo lo bueno que conlleva el apelativo de "cine comercial hollywoodense".

Gran Torino es una película en la que Eastwood vuelve a adoptar, por última vez según declaraciones hechas por él, el papel de Director/Actor que tan bien le funcionó en "Million Dollar Baby", desarrollando una historia mucho menos ambiciosa en producción que sus últimos filmes, "Letters From Iwo Jima", "Flags of Our Fathers" y "The Changeling", pero que ha tenido mucho más éxito que ellos.

La película se centra en una historia muy sencilla y nada innovadora, donde Eastwood representa el papel de un hombre conservador norteamericano que ha vivido un cambio generacional, en el que su barrio se ha visto poblado por familias de inmigrantes a los cuales repudia. Sin embargo, debido a circunstancias en las que no ahondaré, se involucra con una familia de asiáticos que viven en la casa vecina y poco a poco descubre que tiene muchas más cosas en común con ellos que con su propia familia.

La enorme ventaja de esta película es que aún dentro de este conocido argumento, que termina no siendo tan predecible, Eastwood logra generar personajes con los que el público puede identificarse y que finalmente termina queriendo u odiando según sea el caso. Todo esto se crea a partir de actuaciones bastante sólidas, sobre todo basándose plenamente en la interpretación de Eastwood, que elabora un personaje tipo Dirty Harry que a pesar de tener ochenta y tantos años es capaz de patearte el trasero.

En el aspecto visual la película no aporta mucho, sin embargo no tiene una mala fotografía y en lo relativo al soundtrack incluso hay una canción en la que Eastwood demuestra sus dotes vocales, que por raro que parezca le quedan bien a la canción.

Finalmente la película termina siendo un gran logro comercial, preferible a muchos filmes que pretenden ser muy profundos y terminan siendo grandes bodrios. Siempre da gusto ver a alguien que sabe en lo que es bueno y que sin pretender nada más, lo hace.

3 comentarios:

Dawson dijo...

"un personaje tipo Dirty Harry que a pesar de tener ochenta y tantos años es capaz de patearte el trasero."

Exactamente mi sentimiento. Es la primera vez que veo a un viejito que me daría miedo enfrentar en una peleas.

Fando dijo...

Jaja es que si es un badmotherfucker

cursedbravery dijo...

El efecto humanitario sirve mucho para convencer al público. Tenemos algo de que siempre queremos que si se nos presenta un personaje frió o malvado, deseamos que se convierta en bueno jajaja. La película me gustó harto, sobretodo cuando le cuenta al padre que rezó porque apareciera la policía, pero nadie llegó.