sábado, 27 de junio de 2009

Hated (1994)

En la segunda mitad de los setentas, The Ramones, The Clash y The Sex Pistols explotaron un nuevo género musical e ideológico en la cara de la sociedad establecida. Años después, el punk se convertiría en un género clásico del mainstream, con una ideología basada cada vez menos en el sueño anárquico, el cual sería sustituido por una simple moda de peinados elevados, botas militares, pantalones ajustados y letras accesibles para el consumo popular. Sin embargo, el sector más radical siempre se mantuvo por debajo de las luces publicitarias, generando con el paso de los años un punk cada vez más violento e inaccesible, que daba rienda suelta a todos los sueños frustrados de odio al sistema capitalista, con musica cada vez más primitiva y letras grotescamente directas, siendo el rey de la escena punk-extremo-neoyorkina un hombre llamado G.G. Allin, lider de los infames "Murder Junkies".

Hated es un fantástico documental dirigido por Todd Phillips (Old School, The Hangover), acerca de la historia de Allin, su juventud, sus inicios en la música y sus posteriores excesos incontrolables.

Durante poco más de una hora podemos sumergirnos en la mente de un auténtico demente del punk, con una ideología tan radical que en comparación deja a Sid Vicious como un hijo de mami. Con un odio totalmente puro hacia la humanidad, Allin se dedica a crear canciones que se regodean en el ataque radical a la religión, al sistema y a básicamente cualquier expresión organizada de la humanidad.

Amigo íntimo y leal visitante en prisión del famoso asesino serial John Wayne Gacy, Allin fue famoso sobre todo por sus presentaciones en vivo, que por unanimidad se describen como el espectáculo más agresivo y repugnante en la historia de la música. Plagadas de violencia entre un siempre desnudo Allin y el público, las presentaciones invariablemente terminaban con la presencia de la policía y varios heridos.

Hated es un documental sin duda no apto para aquellos que se impresionen fácilmente con imágenes extremas de coprofagia, violencia, golden showers, vómito, etc. Sin embargo, si son fans del verdadero punk-rock o del hardcore-punk, esta es una película indispensable que no deben dejar pasar, porque les aseguro que nunca verán algo parecido.

No hay comentarios.: