domingo, 30 de agosto de 2009

Encarnação do Demônio (Embodiment of Evil) (2008)

En 1963, el cine Brasileño dió un enorme vuelco con el surgimiento de su primer filme de terror. À Meia-Noite Levarei Sua Alma causó un tremendo furor por sus brutales escenas de violencia a cargo de un misterioso personaje llamado Zé do Caixão (internacionalmente conocido como Coffin Joe) interpretado por José Mojica Marins, que fungía también como director y guionista de la película.

La historia se centraba en el enterrador de un pueblo brasileño, obsesionado con la perfección de la raza y la trascendencia que tiene el hombre a través de su descendencia. Con lo que la trama se centraba en la búsqueda de esa mujer perfecta que le daria un descendiente digno de seguir con su linaje. Por supuesto en el camino dejaba un reguero de mujeres ultrajadas y hombres asesinados.

El ínfimo presupuesto de la película limitaba muchísimo los escenarios y por ende el juego de cámaras, situación que no fue impedimento para que el altamente ingenioso Mojica Marins filmara varias de las escenas más fantásticas que se hayan visto dentro del género.

Cuatro años después y gracias al enorme éxito de su primer filme, Mojica Marins termina Esta Noite Encarnarei no Teu Cadáver, con la que aparentemente concluía el mito de Zé do Caixão. Después de esto, el controversial director continuó haciendo documentales de dudosa calidad acerca de la drogadicción y sus efectos, así como de diversos temas polémicos sin mayor éxito.

En el 2008, después de muchos años, Mojica Marins consigue hacer la mejor película de Zé do Caixão para dar un cierre definitivo a este polémico personaje. Con un presupuesto muchísimo más elevado que en sus anteriores producciones, el filme nos cuenta como, después de estar encerrado cuarenta y tantos años en una prisión de máxima seguridad brasileña, un error legal le da la libertad a un ya avejentado Zé do Caixão.

Al principio, la película parece en cierto punto decepcionante, porque el anciano Zé do Caixão, interpretado obviamente por Mojica Marins, no tiene el mismo impacto visual que el personaje de los años sesentas e incluso puede generar algunas risas, sin embargo poco a poco nos damos cuenta que la edad no es un impedimento para que este monstruo se embarque nuevamente en su obsesiva búsqueda de la mujer perfecta.

A través de la hora y media de metraje, el espectador es testigo de como este despreciable hombre junta un equipo de seguidores, que le ayudarán a conseguir mujeres para descubrir cual es más digna de cargar la semilla de este Dios de la maldad. Sin embargo, mientras se desarrolla esta trama principal, Zé do Caixão es visitado por extrañas apariciones demoníacas que le recuerdan a todos aquellos a los que mató en las películas previas, e incluso viaja en una fantástica alucinación hasta el mismísimo infierno. Todo esto apoyado con clips de sus previos filmes remasterizados o incluso recreados por completo, lo que genera un collage simplemente fantástico.

Por supuesto no todo es violencia en Encarnação do Demônio, como siempre Zé do Caixão maneja con gran habilidad su discurso racista y furibundamente ateo, exponiendo el por qué de estos conceptos que llevarán a la perfección de la raza humana, así como negándose siempre a aceptar sus alucinaciones como algo real.

Sin embargo debo advertir que esta película no es para los débiles de estómago, ya que contiene una gran cantidad de imágenes ultraviolentas, que van desde simples descabezamientos y despellejamientos, hasta cosas muchísimo más rebuscadas que no contaré para no arruinar la sorpresa.

Con esto sólo puedo concluir que Encarnação do Demônio es una de las mejores películas gore que he visto en mi vida y un fantástico final para esta saga que ha generado tan extenso culto alrededor del mundo.

No hay comentarios.: