lunes, 5 de octubre de 2009

Ex Drummer (2007)

El cine de impacto es uno de mis favoritos. Me gusta cuando una película me hace reflexionar utilizando imágenes contundentes que se quedan semanas en mi cabeza. Sin embargo, lo que hace el belga Koen Mortier en su ópera prima Ex Drummer tal vez me haya superado, ya que las imagenes que ahora tengo guardadas en mi cabeza desearía que no estuvieran ahí.

Tres hombres de los barrios bajos belgas deciden formar una banda para entrar en un concurso de rock. Los tres presentan alguna discapacidad, el vocalista tiene problemas de habla y disfruta de golpear y violar mujeres en su tiempo libre, el bajista es un homosexual con un brazo que no puede doblar debido a un trauma infantil y finalmente el guitarrista es un junkie sordo.

Este trío disfuncional decide buscar un baterista para completar la mencionada banda, recurriendo a un afamado escritor del que buscan básicamente el prestigio para ganar el concurso. El escritor decide aceptar para encontrar en esta aventura una nueva historia que escribir, sin embargo, para poder desarrollar una buena trama, decide jugar con las vidas de todos estos "perdedores" y llevarlos al abismo de la autodestrucción.

Ex Drummer es sin duda una de las películas más impactantes que haya visto en los últimos años. Una cinta sin una sola concesión para el espectador, violenta, terriblemente misógina, repulsiva y nihilista, que empuja las fronteras de la tolerancia visual hasta destruirlas por completo, dejándome con un sentimiento de vacío absoluto cuando aparecieron los créditos finales.

Envuelta en un fantástico tratamiento visual y musical, con secuencias francamente memorables, la cinta maneja con maestría la facilidad que tiene la clase intelectual dominante para sumergirse en la mierda, manipular a todos los que estén dentro de ella y trepar de nuevo a sus inmaculadas casas para ducharse y dormir tranquilamente.

En esta ocasión no se si recomendar o no el filme, ya que puede resultar más una prueba de resistencia tortuosa que un goce para el espectador, sin embargo les aseguro que es una cinta muy bien realizada y que no quedarán indiferentes ante ella.

2 comentarios:

Brice dijo...

Tiene una pinta increible.

Fando dijo...

Chécala porque vale la pena. Eso si, te vas a sentir de la mierda cuando acabes de verla