domingo, 20 de diciembre de 2009

Where the Wild Things Are (2009)

Siete años han pasado desde que Spike Jonze me maravilló con Adaptation, una fantástica película en la que Nicholas Cage interpretaba al gran guionista Andy Kauffman. En todo ese tiempo Jonze se centró en el mundo de los videos musicales y en la preparación de la adaptación cinematográfica del libro para niños Where the Wild Things Are.

Escrito por Maurice Sendak en 1963, este pequeño cuento relata las aventuras de un niño que es mandado a la cama sin cenar por su madre debido a su mal comportamiento, pero que logrará escapar hacia un mundo de fantasía donde viven The Wild Things.

Spike Jonze toma el corto relato y le da una fantástica nueva dimensión, en la que ahora el pequeño escapa debido a una pelea con su madre, iniciada por los celos del niño hacia el novio de ella. Ya en la noche el niño encuentra un bote que lo llevará a una isla, donde vive un grupo de monstruos con un hambre voraz, que buscan un rey que pueda salvarlos de la infinita tristeza en la que viven.

Cada uno de estos Wild Things es un desdoblamiento fantástico de los aspectos particulares de la personalidad de Max (el protagonista, interpretado sobresalientemente por Max Records) y en conjunto forman una especie de familia disfuncional que lo único que desea es estar unida. Sin embargo el acercamiento de Jonze, que en todo momento recibió el apoyo y consejo de Sendak, no es para nada ingenuo o superficial, sino que ahonda brillante y meticulosamente en los deseos, problemas y frustraciones de la niñez de nuestros tiempos, entregando finalmente una cinta que puede ser apreciada profundamente por gente de todas las edades.

En el 2008 la película estaba prácticamente terminada, sin embargo el estudio Warner Brothers estaba sumamente enfadado con el resultado final que era "muy poco familiar", a tal grado que querían refilmar toda la cinta. Sin embargo, Spike Jonze logró obtener un poco más de dinero y tiempo para generar un resultado satisfactorio para ambas partes. Finalmente el estudio decidió no sacar el filme como un producto meramente infantil y publicitarlo mucho más para un mercado juvenil y adulto.

Toda la película está aderezada con un gran soundtrack a cargo de Karen O. que ha sido nominado recientemente a los Golden Globe Awards y que muestra un lado mucho más sensible de la vocalista de los Yeah Yeah Yeahs.

El aspecto físico de los monstruos, ideado por el taller de Jim Henson (creador de los Muppets), es fantástico, desarrollando una serie de personajes similares a los del libro pero con una expresividad impresionante.

En definitiva, la cinta es realmente maravillosa y aunque siento que de repente tiene alguno que otro altibajo en la parte media, finalmente es mucho mejor que películas alabadas como The Hurt Locker y sin embargo no está nominada a ningún globo de oro. Pero bueno, en realidad esperar que algo de apreciable contenido intelectual gane un premio comercial es esperar demasiado.

No hay comentarios.: