domingo, 17 de octubre de 2010

Machete (2010)

Casi todos sabemos quien es Robert Rodriguez y a pesar de lo mucho que se puedan criticar sus películas y odiar los repugnantes bodrios que ha llegado a dirigir, sigue estando en la cresta de la ola, cosa que evidentemente no es fácil.

La horrenda versatilidad de Rodriguez le permite realizar cualquier cosa y lo peor (o mejor) es que le da igual lo que pensemos de sus películas. Justo cuando más lo admiramos por darnos cintas como El Mariachi, Planet Terror o Sin City, nos enseña el dedo medio y filma Spy Kids, Once Upon a Time in Mexico o The Faculty y así, nuevamente, cuando estamos a punto de darle la espalda, nos regala un Machete.

Incluso más famoso que Planet Terror o Death Proof fue el trailer que hizo Rodriguez para la película falsa que amenizaba esa grindhouse double feature. La historia que se retrataba en ese par de minutos era la de un federal mexicano que se dedicaba a buscar venganza contra los corruptos que, traicionándolo, habían tratado de asesinarlo. Lo que empezó como una broma de muy buen gusto terminó por recibir tanta atención que Rodriguez y todo su aparato mercadotécnico comenzaron a tomarla muy en serio.

Tres años después llega a la pantalla Machete, la adaptación fílmica de aquel trailer, en donde un desfile de superestrellas acompañarán al legendario y genial Danny Trejo en su búsqueda por justicia para él y de paso para todos los inmigrantes ilegales.

Antes que nada debo decir que Machete es la película con la que más me he divertido en lo que va del año y si, es un constante desfile de errores narrativos, de continuidad y de lógica, pero ¿que no era eso lo que todos esperábamos y silenciosamente deseábamos?.

La historia se ajusta rigurosamente al trailer original, introduciendo casi todas las secuencias de éste en el filme, con la diferencia de que ahora aparecen personajes nuevos que complicarán todavía más la vida del federal Machete Cortez.

Debo también decir que no todo es miel sobre hojuelas, ya que en efecto hay cosas que actúan en contra del disfrute del espectador, como la siempre deplorable Jessica Alba, que tiene el poder de arruinar cualquier papel que le pongan, o la caricaturesca actuación de un Robert De Niro que cada vez está más lejos de sus tiempos de Taxi Driver y más cerca de convertirse en una especie de Adam Sandler senil. Por fortuna existe la otra cara de la moneda, con un Danny Trejo verdaderamente maravilloso, un Steven Seagal que contra mis expectativas arranca carcajadas y un elenco secundario que logra su cometido.

El aspecto estético de Machete es bastante acertado y el nivel de violencia justo como lo esperábamos, aunque tal vez hubiera disfrutado más la apariencia de celuloide viejo y quemado que se usó en el trailer y que intentan utilizar en la vibrante secuencia inicial de la película.

La banda sonora corre a cargo de Chingón, un grupo que ya había utilizado Tarantino en Kill Bill y que en esta ocasión también hace un gran trabajo.

Si deciden ver Machete, al final tendrán muchas preguntas acerca de la lógica de la cinta, cuestionarán también el enfoque simplón que da al tratamiento de la migración mexicana a los Estados Unidos y tacharán de ridículas muchas de las secuencias, pero no podrán negar que los ha divertido.


No hay comentarios.: